Llega el invierno y a nuestros talleres la pregunta de cada año: ¿realmente es tan importante cambiar las ruedas por unas de invierno? La respuesta es clara: “¡sí!”

Con la experiencia que nos avala, podemos decir que, los neumáticos de invierno, son todavía unos grandes desconocidos para la mayoría de los conductores de nuestro país y son muchas las excusas que se escuchan para no hacer uso de estos: ““tampoco nieva tanto”, “no voy a la nieve a menudo”, “ya me gasto mucho en ruedas”. Pero la verdad, es que estas excuas no tienen fundamento ya que el neumático de invierno aporta muchas ventajas y seguridad al conductor:

  • Evita el uso de cadenas, un plus extra para esa gran mayoría de personas que no saben montarlas
  • Están preparadas para circular con gran seguridad en condiciones ambientales adversas, asfalto húmedo, nieve o hielo y en general, cuando la circulación se dificulta por bajas temperatras
  • A diferencia de un neumático de verano, su compuesto está formulado para mantener la elasticidad del caucho a bajas temperaturas, con lo que se mantiene la adherencia a la carretera sobre nieve, hielo o agua y, en definitiva, la seguridad en la carretera.
  • El dibujo no es diferente por casualidad. Sino que está diseñado para responder favorablemente en estas condiciones.

Todo ello hace que, en una carretera con nieve, la distancia de frenado se reduzca hasta un 49%. ¿Asombroso verdad?

Si todavía tienes dudas sobre estos neumáticos, puedes pasarte por nuestros talleres ubicados en Mieres (Asturias), León o Valladolid y te asesoraremos sin ningún tipo de compromiso.

¡Seguimos trabajando para ofrecerte el mejor servicio!